sindrogas

PENSAMIENTO, EMOCION Y CONDUCTA

Escrito por sindrogas 12-03-2018 en PENSAMIENTO. Comentarios (0)


Cuando consumimos regularmente nos cambia la forma en la que pensamos, sentimos y actuamos.

Los pensamientos vienen de una parte racional del cerebro, se nos presenta como una reproducción de diapositivas mental. Es muy importante aprender a cambiar esas diapositivas o a pararlas  ya que nos ponen en peligro de consumir. Al principio es difícil pero luego es casi automático.

Las emociones no se pueden cambiar. Cuando estamos en recuperación aparecerán la ira, la tristeza, la felicidad, son emociones básicas y son una respuesta a las cosas que nos ocurren, es importante ser consciente de ellas, hablarlo te puede ayudar a reconocer esas emociones y a saber qué hacer con ellas.

Las conductas son los comportamientos que tenemos.

 Es un círculo.

 Las conductas pueden venir de un pensamiento o una emoción o de las dos a la vez. El pensamiento  de consumo cambia tu emoción, este proceso automático es muy poderoso.

Se trata de observarnos  antes de tener una conducta, poner conciencia a esos pensamientos  y emociones.


APRENDER A SOLTAR PARA PODER VIVIR

Escrito por sindrogas 04-03-2018 en SOLTAR. Comentarios (0)

APRENDER A SOLTAR PARA PODER VIVIR

Aprender a soltar, es lo que nos va a permitir crecer, desarrollarnos y volver a la felicidad. Si nos aferramos al pasado morimos un poco cada día. Hemos vivido aferrados al efecto de la droga tanto para celebrar como para destruirnos y hacernos daño, esto se ha instalado en nosotros como habito y a estas alturas la droga no nos proporciona nada ningún estado de bienestar si no al contrario. Propongo dejar ir ese deseo, ese habito decírnoslo a  nosotros mismos, “te dejo ir”, y no va a ser un acto mágico pero si psicomagico, es decir, va a ser el punto de partida de  nuestra abstinencia, le estamos dando una orden a nuestro cerebro y el así la va a recibir. Hay que dejarse fluir en este pensamiento ya que es el final y el principio de algo bueno. El final porque nos aceptamos  como enfermos y el principio porque queremos ser sanados, recuperarnos. Hay que soltar la idea de que no podemos salir de la droga por miedo al cambio y las situaciones desconocidas porque son difíciles de manejar. Nos cuesta dejar algo que creemos nos produce placer y eso nos gusta. Estamos rígidos y esa sensación de rigidez nos da control y poder. O tal vez por nuestra baja autoestima que nos paraliza.

No sabemos el motivo  por el cual nos boicoteamos y no respetamos nuestra palabra, “no lo voy a hacer más”, esto nos hace sufrir e infravalorarnos con lo cual hay que aprender a soltar esos pensamientos y anclarnos en el sufrimiento, para poder ser felices. Podemos investigar honestamente,  aquello que me da la droga que hace que me aferre tanto e imaginar que no estás aferrado al consumo, a esa persona, a esas cosas, como, dejando atrás el pasado, viviendo el presente, el aquí y ahora, prestando atención, poniendo conciencia en lo que hacemos.


DECIR NO

Escrito por sindrogas 28-02-2018 en DECIR NO. Comentarios (0)

Muchas son las veces que nos cuesta decir NO. Saber cómo hacerlo no puedes librar de una recaída.

Creemos que decir no es falta de educación pero eso es un factor cultural que nosotros podemos romper ya que esto nos lleva a aceptar situaciones que realmente no deseamos y que lo hacemos para sentirnos amados o aceptados. Es por ello que no nos permitimos dar demasiadas negativas aunque estén totalmente justificadas.

Pasos para decir NO:

·  ENCUENTRA TUS LÍMITES. Lo primero que necesitas es conocer tus necesidades, deseos y imites. Con esto aprenderás lo que estás dispuesto a aceptar.

·  TOMATE TU TIEMPO ANTES DE CONTESTAR. No tengas prisa en dar tus respuestas Puede ser que un primer momento te sientas obligado a aceptar y que cuando pienses mejor la situación te des cuenta de que puedes negarte sin problemas. Además, al tomarte tu tiempo puedes encontrar la forma educada de negarte sin sentir culpa.

·  ENCUENTRA ALTERNATIVAS.Una opción que nos ayudará a no aceptar aquello que no queremos es dar una alternativa que te guste. Por ejemplo, si un amigo te invita a una fiesta donde sabes que estarás incómodo, puedes negarte y proponerle otro día salir a tomar un café. De esta forma la amistad no se ve afectada y tú evitas la situación incómoda.

·  PREMIATE. Aprende a premiarte cuando hayas conseguido decir NO sin sentirte culpable. Cada pequeño progreso es importante para ti Por lo que debemos darle el valor real que tiene.

·  MANTENTE FIRME. No basta con decir NO si mas tarde aceptas. Es muy importante que aprendas a mantener tu palabra. 


LA AMBIVALENCIA

Escrito por sindrogas 22-02-2018 en LA AMBIVALENCIA. Comentarios (0)


La ambivalencia consiste en tener dos sentimientos opuestos sobre algo.

Por ejemplo en la toma de decisiones, se nos plantea esta cuestión, elegir entre dos opciones no es fácil, a veces, puede ser una tortura y nos mantiene bloqueados/as. Algunas decisiones nos gustarían que fueran tomadas por otro/as, para no tener el miedo a equivocarnos y luego no pasar por ese sentimiento.

Cuando algunas de las opciones se convierte en un debo, hace referencia a un pensamiento rígido, y cuando es un “quiero”, hace referencia a un sentimiento, con lo cual, detrás de una emoción hay una necesidad y eso puede ayudarnos a romper la ambivalencia ya que “los debo” son vividos como obligaciones y cuesta más cumplirlos.

Invito a practicar el quiero en nuestra mente, “quiero dejar la droga” o “quiero una vida sin drogas”, repetirnos esto sin el debo estoy segura de que nos ayudara.

Ante la ambivalencia, tenemos que identificar esos pensamientos destructivos como por ejemplo, probarse después de un tiempo de abstinencia, o decirnos “la vida nunca será lo miso”, “no hay esperanza para mí”, “el mundo es aburrido”, “me merezco una recompensa”, etc.…todo estos pensamientos nos boicotean y saber identificarlos puede que nos ayude a evitar una recaída.


DISPARADORES INTERNOS

Escrito por sindrogas 15-02-2018 en DISPARADORES INTERNOS. Comentarios (0)

DISPARADORES INTERNOS

A veces muchas de las emociones que sentimos tanto positivas como negativas estimulan nuestro cerebro para que nos lleve al consumo de sustancias, esto son los disparadores internos, yo creo que los más difíciles de detectar, te voy a plantear una lista pero seguro que tú tienes más:

·  Asustado/a

·  Frustrado/a

·  Abandonado/a

·  Enfadado/a

·  Culpable

·  Nervioso/a

·  Seguro/a

·  Feliz

·  Apasionado/a

·  Excitado/a

·  Criticado/a

·  Fuera de lugar

·  Presionado/a

·  Deprimido/a

·  Inseguro/a

·  Relajado/a

·  Avergonzado/a

·  Ilusionado/a

·  Celoso/a

·  Aburrido/a

·  Agotado/a

·  Envidioso/a

·  Aislado/a

·  Humillado/a

·  Ansioso/a

·  Exaltado/a vivo/a

·  Preocupado/a

·  Duelo o perdida

·  Resentido/a

·  Sobrecargado/a

·  Incomprendido/a

·  Paranoico/a

·  Hambriento/a

Intenta identificar estas emociones y sentimientos y ponte a trabajar con tu terapeuta sobre ello.